Homenaje a Cajabamba
 
El Andinismo
"Serenata cajabambina 2004"
Homenaje a Cajabamba

Navidad cajabambina
Homenaje a Cajabamba
 
152º ANIVERSARIO DE CREACIÓN POLITICA
11 febrero 1855 - 11 febrero 2007
imagen
(foto: OLAN)
¡ALBRICIAS!... BELLA CAJABAMBA
Por Luis Eslava Iparraguirre
¡Cajabamba!... Reina del Condebamba y Lulichuco. Hermosa Cajabamba de alma franca, vestida de vergeles y arboledas en la dimensión de tus montañas, que vibran de emoción y de armonía sobre la paz azul de tus celajes, perfumados de amor y de romero.
Chochoconday, tu cerro centinela te ofrenda lo rico de sus aguas y la amplitud de tu alto esplendoroso. Poblada estás de vegas para el rebote de la vida nueva, del hombre que te exalsa y te trabaja; por eso, Algamarca rutilante de piritas, oro y plata, se yergue pensativa coronada de ruinas y nostalgias.
Tu fundador, Francisco Alvarez de Cueto, hizo el trazo de tu plaza, calles y huayronas; los frayles agustinos quisieron que seas en el valle de Condebamba, pero el paludismo que medraba por aquel entonces en ese lugar no lo permitió. La Pampa Grande con su amplia meseta fue un lugar ideal, hallando también impedimento por la falta de agua; por fin, te fundaron a la vera derecha del río Lanla e hicieron tu Capilla Misional, donde ahora es el cementerio Santa Ana; luego, construyeron el santuario en el actual crucero de las calles Grau – Leoncio Prado, y, posteriormente, con el crecimiento demográfico, construyeron el templo actual con frente a la Plaza de Armas.
Tu cronología histórica ha sido la siguiente:
- El 1 de enero de 1604 te erigieron como vice-parroquia de Huamachuco.
- En mayo de 1824 Bolívar te llamó “Gloriabamba"
- En 1825, la Administración Dictatorial del Libertador Bolívar te hizo distrito.
- El 12 de noviembre de 1827 ascendiste a Villa y luego te elevaron al rango de Ciudad.
- Por decreto del 9 de noviembre de 1839, te otorgó el título de “Siempre fiel ciudad de Cajabamba”
- El 11 de febrero de 1855, el Libertador y Soldado de la Ley, gran mariscal Ramón Castilla y Marquezado, te hizo Provincia, ligada políticamente al departamento de Cajamarca.
Cajabamba, todos tus hijos te queremos y te admiramos por ende. Sabogal, te pinceló en el gran lienzo de natura; Guillermo Moreno Graus, te arrulló en su lira; Pablo Moreno Valderrama, esculpió a tu Virgen del Rosario; Carlos Euler Villavicencio, te miró con el alma; Touzett Arbayza, te hizo poesía; y César Salcedo, puso en tus manos su Ofrenda Lírica y su Licrotomía Estructural, con la nostalgia del pensamiento y el corazón.
En tu día estelar, la Pampa Grande se enaltece con su insomne armonía de quenas quejumbrosas; Colcabamba besa a tus cerros y a la luna en su quietud; Quingray Cruz sonríe de felicidad, con sus plantas de gala retórica y homérica; a la vez, Tacshana levanta su serenata tras el ocaso de la tarde, por sus claros manantiales de aguas cristalinas que hacen concierto en la inmensidad.
Santa Ana, feliz y filosofante, eleva sus alegorías desde el peñón del olvido hasta la cueva del Señor, enlazados con el viejo porotillo; la Alameda Florida se suma a tu festividad, no sólo con su gente del barrio, sino también con el aflujo de las esperadoras de leña, cuyes y gallinas; el barrio Piura te canta con los Chávez, excelentes guitarristas y voces, con el sonoro tañir de campanas manejadas por los Píos.
¡Hermosa Cajabamba!... luminosa ciudad de mis ensueños, que bien por nombre tienes “Gloriabamba”, en tu fecha yo te digo:

“Feliz Día, Señorita Cajabamba”
DIPUTADOS CAJABAMBINOS Y SUS OBRAS
Capitán de Fragata e Ingeniero Naval, Leoncio Tomás Martínez Vereau
- La mini-hidroeléctrica de Huayunga
- El local de la Benemérita Guardia Civil
- La plaza para el Mercado Centenario
- Instrumental para la Banda de Músicos
- Local, maquinaria y grupo electrógeno de 50 HP, para el Instituto de Educación Industrial No 15
- La Sala “Natividad”
- El Asilo de Ancianos
- Servicio de teléfono a los distritos
- Creación de muchas escuelas con sus locales en el medio rural, etc.
Periodista Felipe Santiago Salaverry Rodríguez
- Creación de la Escuela Normal Mixta “Antenor Orrego Espinoza”
- Creación de la Escuela Regional de Bellas Artes “José Sabogal Diéguez”
- Creación del Instituto Comercial No 69
- Creación de la Escuela Rural Prevocacional de Lluchubamba
- Enlocetado de la Plaza de Armas de nuestra localidad y la pila marmórea del mismo lugar
- Dotación de grupos electrógenos para Cauday y Lluchubamba, etc.

ALCALDES CAJABAMBINOS Y SUS OBRAS
Señor Pío Vicente Rosell de Cárdenas
- Construcción del aeródromo de la Pampa Grande, donde en la década del 40, aterrizaban avionetas de la histórica compañía “Cóndor”.
Señor Alberto D. Figueroa Murga
- Puente sobre la quebrada Quillorco, o La Alameda
- Plaza de toros
- Autopista al cementerio Santa Ana
- Dotación de libros para la Biblioteca Municipal
- Creó el barrio Pueblo Nuevo
Profesora Fabiola Iparraguirre Zumarán
- Remodeló el patio de honor de la Municipalidad, con arquería colonial.
- Hizo la Casa de la Cultura
- Construyó el camal municipal
- Construyó la carretera al caserío de Parubamba
HIJOS GRATOS
- Profesor Máximo Barrueto Contreras, educador polifacético que se esmeró con sus enseñanzas, en bien de los niños humildes del campo.
- Noé Villalobos Iparraguirre, educador de polendas, que supo incentivar a sus alumnos para que hagan sus libros de lectura en base a sus observaciones y experiencias, en el huerto escolar y en los planteles avícolas y cunívola; sostuvo a los niños pobres con su Refectorio Escolar. Escribió muchos artículos en la revista Nueva Educación, en Lima; con sus esposa impartieron por varios años, educación gratuita a los niños pobres.
Escribió la obra: “La Escuela que yo necesito”.
- Doctor en teología, Jesús Cristóbal Villavicencio Vereau, publicó por varios años el semanario “Vertical”
- Doctor Carlos Euler Villavicencio Martínez-Vargas, publicó por varios años el semanario “Fraternidad”.
- Profesor Juan Antonio Mendoza Magno, escribió varias obras relacionadas con Cajabamba y editó su mensuario “Fragua”.
- Nicanor Ibáñez Herrera, doctor en biología, hizo estudios con galenos japoneses en el valle de Condebamba y descubrieron la terrible enfermedad de la paragonimiasis, que es transmitida por los cangrejos de río.
- Germán Contreras Jara, filántropo, que obsequió terrenos para el estadio, para la plaza de toros, para el INEI No 15 y para la granja de Chaquicocha.
- Guillermo Moreno Graus, músico, que hizo varias composiciones para Cajabamba
- Guillermo Moreno Pastor, compositor musical, con muchas creaciones para Cajabamba y sus Centros Educativos.
- Maximiliano Moreno Pinedo, compositor, inspirado en Cajabamba.
- Octavio Villavicencio Villanueva, compositor, que dio muchas de sus creaciones para su Cajabamba.
- Rómulo Rebaza Rodríguez, pintor de nota, que tomó para sus pinceles, motivos cajabambinos.
- Doctor Genaro Ledesma Izquieta, poeta de fuste y escritor de nota, tiene muchas inspiraciones acerca de Cajabamba.
- José Lorenzo Martínez Franco, pintor, escritor y de excelsos pensamientos emanados de la realidad cajabambina.
- Doctor Gerardo Cárdenas Falcón y Economista Eduardo Cárdenas Falcón, autores de la obra “Leyendas y Modismos de Cajabamba”
- Augusto Polo Bazauri, “El Cholo Cajabambino”, autor de “Cajabamba del Ande el paraíso”
- Néstor Sevillano Castillo, poeta, ha dejado varias inspiraciones para su lar nativo.
- Manuelita Cárdenas, comadrona y autora del rico chupe de porotos con leche.
- Margarita Moreno Medrano, destacada comadrona.
- Pedro Gálvez Cabrera, químico farmacéutico, muy entendido en curaciones.
- Edmundo Llaque, curandero, le decían por cariño “doctor”.
- Antonio Llave Juárez, boticario, curandero, preparaba con destreza las recetas de los médicos.
- Isaac Corvera Agreda, sobresaliente herrero y mecánico de banco, hizo gala de sus especialidades; tuvo diplomas y premios de honor.
- Cástulo Moreno, inventor de una trilladora de trigo, con clavos de bomba y de una máquina para fabricar estaquillas para el calzado.
- José Espinoza Rubio, carpintero-tallador, hizo todos los altares del templo parroquial; peleó frente a los chilenos en la batalla de Huamachuco, en julio de 1883.
- Zacarías Ponciano, experto carpintero, dueño de la ex agencia funeraria “Lima”; hizo excelentes instrumentos de cuerdas.
- Manuel Sevillano Torres, carpintero fino, hizo hermosos ataúdes e instrumentos como guitarras, mandolinas, laúdes, etc.
- Angel Y Juan Eslava Fernández, destacados sastres que vistieron al pueblo por muchos años.
- Anselmo Moreno, destacado herrero.
- Manuel López Gutierrez, sastre cortador de nota.
- Eulogio Arévalo Otiniano, artista de la cerería y en la fabricación de torpedos, inventó una máquina de pura madera para fabricar tizas de sastre.
- Sofía Sisniegas Urquiza, lumbrera haciendo las andas para las procesiones y el monumento para la Semana Santa, hacía flores y tenía manos de seda para la confección de los vestidos de diablo.
- Hermanas Rosa Y Manuela Sabogal Diéguez, doctas en la preparación de dulces y variadas pastas.
- María Vargas de Ortiz, nadie como esta paisana preparando el cuy guisado, mechados diversos y la sin par chicha de jora.
- Belerminio Herrera, el orfebre de barba patriarcal iluminada, de grande agilidad mental, hablaba con rima y cuando trataba en su rústico taller al oro y a la plata, era puro concentración.
- Víctor Caballero Spicer, “el gringo”, dedicado a la joyería, muchas parejas de novios pidiéronle hacerle sus aros para sus esponsales.
- Lizardo Cruchaga Zender, mecánico fino, relojero, torneaba ejes de pulseras e hizo un revólver de madera y acero, el cual disparaba; lo premiaron por esta genial obra. etc. etc...

AGRICULTORES, GANADEROS E INDUSTRIALES
- Ing, Arturo Cuadra Otoya, hacienda Marcamachay.
- Germán Contreras Jara, haciendas Ponte, Cauday y Malcas.
- Pío Vicente Rosell Collard, hacienda Jocos. Esta hacienda sobresalió por su ganadería y por su inigualable mantequilla “Jocos”.
- Doctor Ramón Orbegoso Tudela, Chingol.
- Luis Goicochea Carbajal, hacienda Yanas.
- Hermanos Otoya Porturas, hacienda Sitacocha.
- Hermanas Llave Jiménez, hacienda Higosbamba.
- Carlos Iparraguirre Vereau, hacienda San Martín.
- Fernando Narváez Echevarría, Hacienda Palo Amarillo.
- Ulises Narváez Echevarría, hacienda Los Naranjos.
- Vicente Narváez Moreno, fundo de frutales El Paraíso.
- Constante Iparraguirre Vereau, hizo muchos injertos, fundo Chonta.
- Ing. Juan Manuel Zumarán, agónomo de grandes experimentos en frutales.
- Adolfo Bueno, Hacienda Amarcucho
- José Corcuera Carranza, hacienda Chichir.
- Hermanos Alvarado Alvarado, hacienda Coima.
- Hermanos Gálvez Cárdenas, hacienda San Ambrosio de Otuto.
De las haciendas mencionadas que estuvieron ubicadas en el valle de Condebamba, se dedicaron a la fabricación de chancaca.
INTEGRANTES DE LA JUNTA REVOLUCIONARIA QUE LOGRÓ EL 10 DE ENERO DE 1854 EL ASCENSO DE CAJABAMBA A LA CATEGORÍA DE PROVINCIA POR MANDATO POPULAR.

-Coronel José Santos Casanova
-Manuel Carvajal
-José María Fuentes y
-José Gregorio Gómez (secretario)
imagen
DICHOS CAJABAMBINOS
-“Si conforme pinta
quinta,
como quinta octava,
como comienza
acaba”

-“Abril, aguas mil,
a todas caben en un barril”

-“Círculo en la luna,
se seca la laguna”
(va a hacer verano)

-“Círculo en el sol,
se moja la capa del pastor”
(se presentará una etapa de lluvias)

-“Cuando visitéis Cajabamba,
preguntarás por uno y por otro
y en merecimiento te ofrecerán
rocoto, poroto y poto”
UN "PAR" DE POEMAS CAJABAMBINOS
CAJABAMBA
Autor: César Tulio Salcedo Iparraguirre -"César Andino"
(poeta cajabambino)
Motivo del Ande, retazo vivo;
sol de mañana, sembrando niños;
sol de la tarde, retama, trigo.
Por la quebrada, sube su abismo;
manda su altura, mojar al río.
Callash arcilla,
chacras pencadas las danzarinas;
hablan colores, pintura viva;
flor por abeja, cántico lloro;
shullay da frío.

Pampa amarilla, trigo en agosto;
caballo suelto pisando duro,
guay... guay... gritando.
Trigo salido -agua y molino-
panillo pingo, pan del estío.

El capulí, ojo embrujado
en Pampa Grande, palomillada;
jugo con pepa, sed de domingo,
futbolizada.

El cielo no habla, de sus estrellas,
porque en el día todo es azul;
nubes galantes, lentas y locas
-redondas niñas-
nunca se casan, sin novio a tul.
Ya en la tarde, por Araqueda,
y el Colcas fino, asisten a oros
horizontales, las lejanías...

Eucalipto
bosque pequeño, fruto de aroma,
Suelo enchapado, seco camino
madero niño, viento travieso;
madero esbelto, túnel minero
casa de pobre.

Valle de caña, umbral querido
canto de abrigo, trapiche lento,
sudor valido, chancaca dulce
maní batido, chancaca chicha
ruta de arriero, bronca en Santiago.

Yahuarcocha
Lic Lic con alas, canilla en alto,
rojado, vino; hualte mecido,
frío sufrido, agua colores,
laguna en nido.
El cóndor negro;
signo esperando...

Chochoconday
viejo solemne, gris de quebradas,
alto de piedra, patas urbanas,
palma en la plaza, calles vecinas,
estrechos dedos, Chochoconday!
Apu dormido...

Lulichuco, caricia de agua
naranja en rojo, bella ofrecida;
hospicio alegre, de anochecida.
El Condebamba
susto de invierno, agua bravía;
el Alcayuás! Agua de olivo
enciende en mayo, silvestres píos,
piernas pastoras, flores de estío.
las lavanderas, mojan el río...

Papa de chaucha,
iparraguirre,
papa amarilla, cuy de las 5,
golda Alameda.
Flauta con bombo
sonal antiguo, interminable;
maría bueno,
cholo borracho, chola dormida.

Lanla con ojos,
agüita libre; la poza negra
niño sin nubes, las zambullidas;
el cementerio, está más arriba.
los sabogales, vienen de adentro.
En Parubamba
canto de llores y anocheceres...

Cauday, guitarra
enamorados por San Elías
canto tristado, jugo de voces,
nostalgia herida
noche gozada en los juncales.

Marañón lejos
serpiente, hado;
frutos de selva muy regalados;
pumas amargos.
Oyendo quenas
sueltan su sangre, a los venados...

Los chacareros y el aguacero,
juntos amando las chacras tiernas;
arado enfermo, falta de abono,
hambre a la vista, pelear quisiera...

Yo en Cajabamba, regresaré
a sembrarme de nuevo
en las tierras de mi tierra
y en las de afuera
con semillas distintas
-y a solas-
ya que me es fiel
la lluvia
de universal aguacero...
A CAJABAMBA, LA PATRIA PEQUEÑITA
Autor: José Antonio Touzett Arbayza
¡Oh!, mi patria tendida en ladera,
donde el suelo es más verde y refulgente el sol
resuena en mis oídos tu música, a manera
del concierto de antara que toca el sembrador.

A veces, angustiado; observo con espanto
tenerte tan distante por culpa del destino.
Tal vez yo no supiera que te quería tanto
si no existiera entre ambos este largo camino.

Mi Patria Pequeñita incrustada en la entraña
de recios señoríos del Alto Marañón;
te hicieron diminuta, deslumbrante y huraña
para poder llevarte del corazón.

¡Oh!, tierra generosa que cabes toda entera
bajo la dulce sombra del buen Chochoconday;
te formaron pequeña para que yo pudiera
ocultarte en mi pecho, como divinidad.

Ciudad de mi nostalgia que a lo largo del día,
vas orlada de aurora y tardes de carmín.
Colores que se escurren en grácil poesía
para pintar el raso de tu cielo sin fin.

Cuando en noches mágicas, cuajadas de luceros,
las estrellas fugaces escriben en el cielo
tu historia cual poema de viejos romanceros
y leyenda de ensueño cantada por el viento.

Con los puños en alto y el corazón erguido
hasta tocar mi sueño envuelto en fantasía,
hago en forma devota el solemne pedido
de entregarte en mis versos mi febril poesía.

Y porque seas siempre musa de mi cantar,
númen de mis ensueños para poder captar
en la oración silente que modula la tarde
la alegre sinfonía de una canción de paz.
imagen
regresar
haz click...